¿Por qué ser cubano, chismoso y pendenciero es una gran virtud?

¡Lo es! y te lo voy a demostrar desde ahora mismo.

El Cubano lo tiene todo controlado a su alrededor… eso no puede ser de otra manera.

Para que cada jornada que vivimos “A la cubana” sea satisfactoria lo mejor será echarle filo a la lengua, afinar los oídos y tener los ojos bien abiertos.

Chismosos por ADN ¡que honor!

¿Cuál es el cubano que en su vida no ha cortado bastante tela en un chisme? No tiene que ser del barrio o del centro de trabajo, hay una cantidad enorme de chismes políticos, de farándula y sobre todo de gente que está en la dirigencia.

“Lo cogieron con dos mujeres en un bar gastando el dinero de…”

“Pensó que nunca se iban a dar cuenta de lo que estaba haciendo, porque ese es tremendo vividor en…”

“A esa niña la están midiendo y noes pa’ ropa, es pa’…

¡El Chisme… pendenciera!

Radares humanos en toda la isla

Y así, hay millones de frases que se convierten en susurro, en suspenso y en material de estudio para hacer del chisme nacional en todas las áreas un tema relevante.

El cubano tiene la gran virtud de hacer del chisme un asunto de vida o muerte que tiene que correr de boca en boca para estar advertidos.

Ser cubano y no ser pendenciero es como ser brasileño y no bailar zamba, o ser español y no hablar españolia’o… o peor, es como como ser chino y no tener los ojos así como los chinos.

Cubano, que ojos más grandes tienes

Si naciste en Cuba necesitas tener los ojos bien abiertos, pero no como el pesca’o en nevera, sino dispuesto a verlo todo, en especial lo que te quieren ocultar.

No… ser cubano pendenciero no estar mirando lo que no debes por las rendijas, o andar de “maquero” o “recabuchador”.

Se trata de observar las cosas con los cinco sentidos, que es muy diferente a estar de mirones.

Claro que el cubano le pone suspenso y bastante drama a la vida, así que aveces los ojos se van a donde no debieran.

Lo se todo

Es una virtud ser chismosos porque el cubano siempre tiene que estar empapado de todos los asuntos para cuando se arme la “rebambaramba” y haya que dar voz y voto.

Además… ¡importante!

no es lo mismo decir “me lo dijeron” a decir “Yo lo vi con estos ojos que se los va a tragarla tierra” para hacerlo aún más dramático.

Por eso son virtudes… porque los cubanos no podemos estar “botados” ni que nos hagan cuento de camino. ¡A mi que me diga cubano, chismoso y pendenciero…a mucha honra!

Lea esto

ALERTA URGENTE. El peligro de Dorian y los scooters de Miami

Interesante

¡Llegó la carne mala! ¿Cómo le dicen en Cuba a la carne de res?

¡Dime algo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *