RENCUENTRO. Todo lo que vivió en Cuba después de estar 6 años lejos

Esto es un testimonio sumamente interesante porque la mirada de un cubano hacia su Cuba, en vivo y directo y a todo color, es algo sagrado.

Lo hacemos en Testimonio-TOP porque es como un plato cubano con cerdo asado, congrí, tostones y yuca con mojo, que como buenos cubanos nos lo comemos rico pero también criticamos los detalles.

Volver a mi Isla

Regresar a Cuba siempre es un idilio, una fantasía bien cubana que a algunos que estamos fuera se nos hace realidad y a no pocos se le tiene prohibido.

La distancia duele, y el exilio duele más, eso se sabe. Pero duele muchísimo más ese momento en el que volver se vuelve tan real que no puede dejar uno de reflexionar cuando pasan las primeras horas del rencuentro añorado.

Image result for llegando al aeropuerto de la habana

Dicen que no sabe igual rencontrarse con los seres querido en otra parte del mundo que hacerlo en la propia Cuba. Eso es verdad.

Regresando después de seis años de ausencia y mi recorrido por varios países de Sudamérica hay mucho que contar.

Parece mentira que uno va a regresar a Cuba, y cuando menos te das cuenta pasa el tiempo y ya estás sacando el pasaje a la isla que te vio nacer.

Image result for llegando al aeropuerto de la habana

Las compras para llevar, los regalos, el dinero que se acumula y se canjea afuera o adentro entre otras cosas que van pasando. Y de pronto lo escuchas…

Bienvenidos a La Habana, Bienvenidos a Cuba.

No hay Luz pero tampoco hay apagón

Si regresas a Cuba en vuelo nocturno lo primero que te impacta al salir del avión es la OSCURIDAD imperante en un aeropuerto internacional.

Todo parece estar en penumbras; los focos, los bombillos, las lámparas dan una luz extremadamente tenue.

Y literalmente no vez mucho, o casi no vez nada. Hay una falta de claridad tremenda que de inmediato notas.

Desordenes

Si regresas a Cuba en vuelo diurno lo que notas es una gran cantidad de detalles desordenados. Hay en general una cantidad abrumadora de cosas que nos e ven bien, que necesitan de mantenimiento capital.

Dijo un hombre en el avión que Cuba es como la Habana Vieja de Eusebio Leal, que jamás dejas de arreglarla. Y eso, después de seis años de ausencia, se nota desde el aeropuerto mismo.

Un cubano sin derechos

Image result for ESEN CUBA

Suena bastante raro, y bastante doloroso que una persona sea cubanísima, nacida en la isla, entre el calor y el baile, las frutas y as olas, las carencias y los carnavales, le digan USTED TIENE QUE SACAR UN SEGURO MÉDICO PARA PODER ENTRAR AL PAÍS

Suena sin sentido, sin lógica. Es como que de pronto te dan una bofetada durísimo y te gritan TU NO ERES CUBANO NA.

No es el hecho de comprar el dichoso seguro, sino que se siente como que estas comprando tu entrada, tu estancia… se siente raro y bastante feo.

La Habana sin sitios de madrugada

Después de tantos años fuera de Cuba, si llegad de noche, bastante tarde, imposible que te den ganas de dormir, eso nunca.

Las ganas que dan son de caminar La Habana y e especial, después de alimentarte del sentimiento del rencuentro, lo que quieres es salir a comer algo.

¡Pero no hay! La Habana, la gran ciudad maravilla, está carente de sitios donde el madrugador se aventure a comer cosas deliciosas. Dicen que hay por algún que otro lado, pero la verdad es que NO LO HAY.

Caminé La capital buscando y buscando y no encontré un sitio de madrugada para llenar la barriga.

Si llegas en la mañana o en la tarde si encuentras. Claro, hay poquísima diversidad de productos, pero al menos están los establecimientos abiertos de par en par.

Un Cubano sin derechos, segundo round

Para irnos a Varadero decidimos irnos unos primero y otros después. No tener derechos en Cuba, es no poder montarte en el mismo ómnibus con tus seres queridos.

Y como no es para nada inteligente pagar Viazul para todos, entonces hay que ser prácticos y dividirse, o sea, vence la lógica migratoria que establece que un cubano pierda sus derechos, que absurdo.

Ya había sufrido la bofetada al comprar la entrada a Cuba por medio del seguro médico, ahora otra bofetada por la disyuntiva de ir separados a varadero o gastar en la Viazul el dinero que se puede aprovechar en muchas otras cosas.

La Viazul no está a la altura del CUC

No lo está. Uno ve en las redes sociales que la gente se monta en una Viazul y al final del trayecto hacen una publicación terrible y a veces se dice ¡Qué exagerado!

No es exageración. Lo primero es que siguen poniendo el aire acondicionado en esos buses a un nivel desproporcionado…. Eso si es una exageración.

A las Viazul les fallan los controles del aire en cada asiento, las cortinas están rotas o empolvadas, el trato de los choferes deja bastante que desear y hay cucarachas.

Que todo esto suceda en una guagüita Girón de transporte laboral, ok, no debería pero es Cuba. Pero que suceda en la trasportación en CUC (que está por encima del dólar) perdónenme pero NO

Desabastecimiento

Después de seis años sin regresar a Cuba no podía imaginarme ver en Varadero sitios comerciales con estanterías llenas de agua, mucha agua, solo agua.

Image result for varadero

Hay una frase cubana que lo dice todo ¡Varadero es Varadero!

Pero esa frase de grandeza se queda sin sentido al ver cosas como estas. La abundancia de agua en varadero que esté en la Playa, no es los estantes caballero.

Conexión de ETECSA

Hay que ser francos… sabiendo que en Cuba las cosas tardan un poco, o bastante, en ponerse en onda, era imposible esperar que ya ETECSA tuviera garantizado el 5G, no hay que exagerar.

El solo hecho de andar por La Habana y viajar fuera de la ciudad, teniendo WhatsApp, Facebook, en fin, internet, es un paso de avance grande.

Lo de los precios altos y los megas apocados, lo de la señal fluctuante en ocasiones por la mala conectividad a los datos o mala cobertura… bueno, eso también es verdad.

Pero repito, que el solo hecho de volver a Cuba y tener mi whatsapp, pues eso es bueno mi gente.

Transporte en La Habana buenísimo

Cuando uno regresa a Cuba tiene varias opciones de transportación, por lo menos en La Habana. Uno es rentar un carro (ruso o más moderno) para manejarlo uno mismo. Otra opción es que te lleven los boteros para todos lados.

Una manera más es que te muevas en almendrones. El panataxi pa’ arriba y pa’ abajo es otra alternativa o un carro de rent a car.

Pero yo me moví en las guaguas de la ciudad que estaban buenísimas y sin “matazón” de ningún tipo. Plenas vacaciones, y repito, el trasporte estaba de lujo.

Pero no solo uno encuentra una Cuba que te parece más antigua, más detenida o más desafiante. Lo más importante, después de seis años fuera de Cuba, fue encontrar a mi familia.

Más arrugados, más viejos, más emotivos, más alegres por tu regreso y mucho, muchísimo más esperanzados.

Lea esto

ESPANTO. Acabó con su abuela para desquitarse de su padre

Interesante

Deportan de Estados Unidos al cubano que padece Cáncer de pulmón

¡Dime algo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *